PRODUCCION


Tiro de gracia de Brasil para los productores del Alto Valle en Argentina: Suspendió la importación de peras y manzanas



Fecha: 28/02/2019   12:53

- Se detectaron envíos argentinos con la presencia de la plaga carpocapsa


 Relacionadas



Las autoridades nacionales están negociando la reapertura del mercado. La actividad atraviesa una profunda crisis.

La peor de las noticias para los productores de peras y manzanas del Alto Valle de Río Negro y Neuquén llegó ayer desde Brasil: el país vecino comunicó oficialmente que suspende las importaciones del producto argentino ante la detección de larvas de carpocapsa.

En la práctica, el Gobierno brasileño le dio el tiro de gracia a una economía regional que ya venía atravesando un complejo escenario. Se estima que en los últimos cinco años alrededor del 40% de los productores de fruta de pepita de Río Negro y Neuquén abandonaron la actividad porque ni siquiera llegaban a cubrir los costos de producción.

Las miles de hectáreas productivas que quedaron sin ser explotadas también tienen mucho que ver con la proliferación de la capocapsa que hoy significó la suspensión del mercado brasileño. Desde el Senasa reconocen que en lo que va del año fueron 9 los camiones rechazados por las autoridades sanitarias del país vecino porque la fruta tenía presencia de la plaga.

Actualmente Brasil compra poco más del 25% de la cosecha argentina de peras y manzanas. Según las estimaciones del Senasa, durante el año pasado se enviaron al país vecino 126.090 toneladas (20.496 toneladas de manzanas y 106.000 toneladas de peras) por un total de alrededor de u$s108 millones.

Mientras tanto el panorama es por lo menos complejo para los productores locales porque se encuentran en plena cosecha y si la reapertura se dilata podría significar no solo perder un mercado clave para las exportaciones, sino que también se volcaría el producto al mercado interno, deprimiendo aún más los precios que reciben y por ende sus ingresos.

La cuenta es simple, los productores que exportan están recibiendo alrededor de 20 centavos de dólar por kilo en el mejor de los casos, mientras que los costos de producción de ese mismo kilo de fruta suman poco más de 30 centavos de dólar.

Incluso recientemente el Gobierno mantuvo una reunión con los productores en una de las denominadas “Mesas de competitividad” y allí referentes del sector le solicitaron al ministro Dante Sica un aporte no reintegrable de $1,50 por kilo de fruta para compensar parte del costo de la cosecha, pero se fueron del encuentro con las manos vacías.

Sin lugar a dudas, esta economía regional viene acumulando quebranto desde hace varias campañas, mientras compite directamente con Chile, donde producir una caja de peras y manzanas cuesta 4 dólares menos que en la Argentina.

Por su parte desde el Senasa reconocen que la plaga está presente en los frutos argentinos y que ahora están en conversaciones con el Gobierno brasileño para destrabar la situación, con el compromiso de trabajar más activamente en la sanidad de los cargamentos que salen de la Argentina.

En este contexto los productores advierten que la reacción del organismo sanitario local fue al menos lenta porque los primeros siete camiones rechazados en Brasil datan del 12 de febrero pasado y en la última semana se sumaron dos intercepciones más que derivó ayer en la suspensión del mercado.

Los antecedentes en esta historia dan cuenta que en 2015 Brasil cerró el mercado por el mismo motivo luego de 27 intercepciones. Ahora la diferencia sería que informó una “suspensión” por lo que las autoridades sanitarias argentinas confían que podrán destrabar la situación pero también son muy cautos respecto de los tiempos y los pasos a seguir.

Finalmente esta situación abre otra ventana clave, de dimensión política: la suspensión de este mercado significa también el primer conflicto comercial con el Brasil de Jair Bolsonaro y en este punto también hay extrema cautela.

Así es que hoy no solo los funcionarios del Senasa están entablando negociaciones con sus pares brasileños sino que hasta la Cancillería argentina está pendiente y siguiendo el asunto de cerca.

Por último los productores de peras y manzanas argentinos remarcan que la sanción de Brasil es lógica y a la vez producto de la crisis, hoy prácticamente terminal, que atraviesa esta economía regional que es clave para el Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

Ante este panorama, más allá del mercado brasileño, los productores consideran que llegó la hora de que los funcionarios locales presten algún tipo de solución a esta economía regional que hoy se debate cómo seguir en pié. Fuente Ámbito.com. (APFMercosur)




Fuente:  Brasilia, 28 Feb (APFDigital)









 MÁS LEIDAS....
1 Automotrices argentinas paran producción por huelga en Brasil.

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]




APFMercosur
E-mail:contacto@apfmercosur.com.ar
Tucumán 257, Piso 2, Dpto. 3º
Tel/Fax: (54) - 343 - 4225374 / 4218368
Entre rios - Entre Rios
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2019 todos los derechos reservados