POLITICA


El Mercosur, un tema ausente en la agenda de los candidatos de Brasil



Fecha: 05/10/2018   10:40

- A un Brasil todavía en crisis, que creció apenas un 1% después de dos años de una retracción combinada superior al 7%, la Argentina le vendió el año pasado más de 9


 Relacionadas



300 millones de dólares, suficientes para que el vecino siga siendo su principal cliente pero un vergonzante 6% del total de las importaciones brasileñas. En tanto, le compró por casi 18.000 millones, lo que supuso, claro, un rojo comercial intenso.



Desde entonces, se sabe, el peso se hundió dramáticamente, mientras que el real perdió mucho menos, alrededor de un 20% de su valor frente al dólar. Ahora, las exportaciones nacionales al vecino crecen a un ritmo superior al 20% y se encaminan a cerrar el año por encima de los 10.000 millones de dólares, mientras que las importaciones, dólar caro y recesión mediante, lo hacen a algo más del 3,5. La balanza ya está equilibrada y se encamina a favorecer, después de mucho tiempo a nuestro país. Queda claro que el potencial brasileño es mucho más grande que el que se aprovecha hoy.



Según publicó ámbito.com, todos esos números están, sin embargo, lejos del pico del comercio bilateral de 2013, cuando las ventas nacionales alcanzaron un récord de 17.000 millones de dólares. En esa brecha se inserta la crisis del Mercosur, un proyecto que se quedó a mitad de camino entre sus ambiciones originales y una nueva vocación de apertura en un momento en el que eso, al mundo, le interesa poco.



Ni en televisión, ni en la prensa gráfica ni en los discursos de los principales candidatos se escucha aquí hablar del bloque comercial. Y si de los dos presidenciables más importantes se trata, lo único que se encuentra son indicios.



El exmilitar Jair Bolsonaro es un hombre de antecedentes nacionalistas pero hoy parece reconvertido al liberalismo. En las entrevistas que brinda, no tiene pruritos en reconocer que no sabe nada de economía y deriva las respuestas a quien sería, en caso de que gane, su superministro económico, el exbanquero Paulo Guedes.



Pero este tampoco habla de Mercosur y todos sus planteos pasan por promesas de privatizar de todas las empresas, inmuebles y propiedades en poder del Estado federal, de desregular radicalmente y de alentar la inversión. Cabe suponer que, en tanto expresión de la visión de los sectores más concentrados de la economía, deseosos de comenzar a competir en las grandes ligas, la dupla Guedes-Bolsonaro querrá convertir, de una vez y para siempre, al Mercosur en una simple zona de libre comercio, renunciando a cualquier pretensión de unión aduanera y de búsqueda común de socios extrazona. Pero, en rigor, esto no puede ser más que una presunción.



Fernando Haddad, quien, como se sabe, "es Lula", tiene del Mercosur la visión tradicional del Partido de los Trabajadores, esto es la de una asociación más estrecha que implique el perfeccionamiento de una unión aduanera que, de imperfecta ha pasado a directamente fallida.



El problema de esa perspectiva es que atrasa, no por su falta de pertinencia sino porque hoy está ausente el elemento que la hacía posible en los tiempos de Luiz Inácio Lula da Silva y Néstor Kirchner. Básicamente, la capacidad de un BNDES, hoy en crisis y observado, de apalancar grandes proyectos y la tracción que empresas estatales de gran porte como Petrobras, Embraer y otras podían generar en proveedores del bloque, con encargos cruzados de tubos de acero, equipos varios, barcos y aviones.



Dicha visión desarrollista murió en el petrolão, que paralizó ese tipo de negocios (y negociados) y, peor aún, bastardeó la propia idea. El Estado inductor de actividad y producción es hoy para amplios sectores, a ambos lados de la frontera, sinónimo de una vocación corrupta apenas velada.



Es posible que aquella idea del Mercosur ya sea irrecuperable, al menos mientras Brasil y la Argentina no encuentren resquicios para pensar en el desarrollo en medio de las urgencias fiscales, de deudas cada vez más pesadas y de grietas políticas que devienen en loops. (APFMercosur)

 




Fuente:  Brasilia, 05 oct (APFMercosur)









 MÁS LEIDAS....
1 El Canciller argentino llevó al Papa Francisco la preocupación regional por la situación en Venezuela.
2 Temer lanzó a Meirelles y puso en marcha la máquina de fabricar presidentes en Brasil.
3 Maduro ordenó la expulsión del máximo representante de EEUU en Venezuela.
4 EEUU sancionó otra vez a Venezuela y tildó de "farsa" a las elecciones.

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]




APFMercosur
E-mail:contacto@apfmercosur.com.ar
Tucumán 257, Piso 2, Dpto. 3º
Tel/Fax: (54) - 343 - 4225374 / 4218368
Entre rios - Entre Rios
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados